formats

En la conducta canina intervienen varios factores; factores genéticos, el entorno, la socialización, problemas fisiológicos y estimulación mental que haya recibido el perro tanto en sus primeras etapas del desarrollo como lo que ha ido recibiendo hasta los 2 años de edad que es CAM00780donde se alcanza la madurez emocional.

En este caso vamos a hablar del entorno y estimulación ambiental.
El entorno comprende la casa donde vive el perro, la familia, los lugares donde sale a pasear, urbanismo de la zona donde vive (edificios, población, coches…..)
Muchas veces se puede observar como un perro en determinados sitios se comporta de una forma y si le cambias de entorno se comporta de otra, por qué ocurre esto, lo primero que debemos saber es que un perro normalmente necesita un periodo de adaptación al nuevo entorno, es decir, que si tu sacas a tu perro de una protectora, perrera… y lo llevas a tu casa, salvo en pequeñas excepciones, no se mostrara realmente como es hasta pasadas dos semanas porque necesita sentirse seguro antes de mostrar su verdadero yo.
Sabiendo esto vamos a ver problemas que pueden surgir por influencia del entorno o poca estimulación ambiental.
A un perro desde la etapa de cachorro hay que proporcionarle muchas vivencias ambientales, es decir llevarle a ver sitios, gente, estar con perros diferentes… pero siempre en entornos seguros que le dejen desarrollarse correctamente (no se trata solo de ver los estímulos, se trata de interactuar con ellos). También se le deberán proporcionar juegos mentales que le hagan pensar y que sea en un futuro un perro resolutivo capaz de encontrar diferentes alternativas de respuestas adecuadas a los problemas que se le pueden presentar en un futuro. Aquí hay que tener en un apartado especial los problemas neurológicos que puedan afectar al perro en su visión del entorno y donde aunque haya podido tener una buena socialización y estimulación mental puede tener problemas a la hora de valorar de forma correcta lo que le rodea.
Si por una mala socialización , falta de estimulación o problemas fisiológicos esta etapa de cachorro se ve influenciada nos podremos encontrar con un adulto con problemas de conducta.
Este adulto es el que vamos a ver en este articulo. Como es un poco complicado explicarlo en un articulo será mas fácil de entender con ejemplos.
A un perro adulto ya con problemas como puede beneficiarle o perjudicarle el entorno:
1-Ejemplo. Tenemos un perro que por enfermedad sufre alteraciones neurológicas que le hacen ser mas sensibles a efectos sonoros, luminosos, táctiles…. lo mas probable es que reaccione de forma exagerada a gente, ruidos de golpes, coches, niños gritando… Si este perro vive en una zona muy poblada como la Gran vía Madrileña realmente lo pasara mal, se bloqueara no querrá andar…. pero si a este mismo perro le sacas de la Gran vía Madrileña y le llevas a la playa en horas que no haya mucha gente haciendo ruidos o al monte donde todo es mas natural veras a un perro completamente feliz disfrutando de la vida.
2-Ejemplo. Tenemos un perro adulto del típico falso criadero que los tiene toda su etapa de cachorro a adulto en jaula sin estímulos ambientales ni mentales, si a este perro le sacamos de la jaula y de golpe nos lo llevamos a nuestra casa en plena C/Alcalá, seguramente podría tener varias reacciones entre ellas no se moverse al sacarlo a pasear, ladrar a todo lo que se moviese, temblar o se mostrarse agresivo ante cualquier cosa nueva que pudiese ser una amenaza Ej.:” un simple carro de la compra”. Seria una reacción lógica y normal para él porque es como si a un hombre de la edad de piedra le metemos de golpe en la C/Alcalá, su reacción seguramente es similar a la del perro.
3-Ejemplo. Perro agresivo en su casa (Con sus dueños, otros perros de la familia…..), es dado en adopción y no muestra agresividad ninguna (tener en cuenta las dos semanas de adaptación). Cómo es posible, pues pueden ser muchos los motivos pero entre ellos esta: Un cambio de ambiente: sacándole del lugar que le provocaba estrés, el perro se relaja porque ya no están los desencadenantes en el día a día (los propios dueños, otros perros de la casa, ruidos……) desaparecen y la agresividad también lo hace.
Otro motivo puede ser un mal manejo del perro, una mala manipulación, mal manejo de la correa….. pueden dar lugar a agresividad y al cambiar de vivienda y dueños que lo manejen de forma relajada se acabo al problema.
Estos perros llevara meses solucionar el problema y en muchos casos solo mejorara sin llegar a un 100% de solución.
Hay que intentar que el perro no se de cuenta de que nos da pena su estado porque le estaríamos facilitando aun mas tener ese estado de bloqueo, hay que hacer todo lo contrario, es decir, no dar importancia a ese bloqueo o conducta y actuar realmente como si a nosotros no nos importase eso que a él le puede estar dando tanto miedo, por ejemplo si deja de andar en la calle no podemos dejar de andar nosotros porque le estaríamos dando la razón y uniéndonos a su estado mental. Tenemos que empezar con él como si fuese un cachorro y tuviese que aprender a vivir de nuevo, todo poco a poco sin sobrepasarnos en estímulos, buscar en un principio horas de salida sin demasiada gente gritando, con mas luz, zonas pobladas pero no exagerado, evitar enfrentarle de golpe a los estímulos que desencadenan el problema, si tenemos que bordear y tardar un poco mas en el paseo se hace, lo que hay que tener en cuenta es que esto es cuestión de paciencia y tiempo.
En definitiva, tendríamos que ver que cosas del entorno afectan mas a nuestro perro y amortiguarlas de alguna forma, para que las cosas que le afecten pasen a ser el fondo y dejen de ser la figura.
Podríamos resumir diciendo que el entorno es fundamental en la conducta y cuanto mas natural sea mas fácil será solucionar el problema.