formats

Es cuando un perro rechaza mediante amenaza o ataque la presencia de una persona u otro perro mientras esta con un recurso que considera de gran valor (juguete, comida, sofá, persona..…). La aproximación y/o el intentar quitarle el recurso es lo que provoca la conducta.

Este problema de comportamiento se puede evitar si desde cachorro se enseña al perro que no va a pasar nada porque nos deje sus valiosos recursos un rato.

Si ya se tiene el problema lo primero es retirar todos los objetos o impedir el acceso a lugares (sofá….) que pueden desencadenar el conflicto. Una vez hecho esto hay que empezar a trabajar la tolerancia del perro a compartir sus valiosos recursos. Hacerle entender que no solo no le quitas sus preciados recursos si no que si te lo presta por unos segundos recibe algo mejor a cambio e incluso resulta divertido el juego del intercambio. La utilización de juegos cognitivos orientados al problema son muy útiles y resulta mas sencillo resolver el conflicto de esta manera que aplicando técnicas  conductistas de ” te lo quito porque si, y me pongo mas bruto que tu” que pueden dar lugar a un empeoramiento del problema.

Uno de los casos mas típicos es la agresión por la comida, en el video se muestra el trabajo realizado con un Braco de 17 meses que se mostraba agresivo (mostrando dientes, gruñendo y llegando a morder) si le intentaban tocar su comida o coger el cuenco, se le ha enseñado la orden de “ESPERA”